Ayuda de investigadoras/es

La Zientzia Azoka es una feria de proyectos elaborados por centenares de jóvenes. Durante el curso, los grupos trabajan en torno a los temas que ellos mismos eligen. En el proceso, cuentan con la ayuda de profesionales en investigación para sus proyectos, con quienes comparten vivencias.

 

CÓMO SOLICITAR LA AYUDA DE PROFESIONALES QUE INVESTIGAN 

 

Durante el mes de enero se publicará en la web de Zientzia Azoka un formulario para que cada grupo solicite al profesionalde su área, pero dado que lo hacen de forma voluntaria, no se puede asegurar que todos los grupos tengan a una persona del área elegida.

 

Las visitas a sus centros se realizarán entre el 1 de febrero y el 12 de marzo, con una duración máxima de dos o tres horas.

 

El papel del profesional investigador

  1. Las investigadoras y los investigadores acercará su contexto profesional a los grupos participantes. Se presentarán, dirán qué han estudiado, en qué trabajan, dónde, cómo, con quién...
  2. Ofrecerán ayuda a los grupos participantes para dirigir su trabajo: concretarán el modo en que se plantearán las preguntas y la metodología de trabajo. Diseñarán los pasos que deben dar los grupos participantes para desarrollar su proyecto (qué preguntas deben contestar, cómo buscar las respuestas, cómo reaccionar antes las "sorpresas" que puedan encontrarse en el camino...).

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL CONTACTO ENTRE LA JUVENTUD Y LOS PROFESIONALES DE LA INVESTIGACIÓN?

 

En la Zientzia Azoka de Elhuyar fomentamos la relación entre jóvenes y profesionales, con el fin de ofrecerles role models. Hemos visto que esta relación entre jóvenes y profesionales no debe hacerse de cualquier manera, si lo que queremos es promover el cambio y, sobre todo, si queremos dar un vuelco a la situación de las chicas y las mujeres.

Según han indicado en la investigación, no es lo mismo tener interés por la ciencia y “percibirse a uno mismo como científico o científica”. Aunque tenga un gran interés, si una persona joven no se ve como científico o científica, disminuye drásticamente la probabilidad de que esta persona escoja estudios científicos una vez acabada la enseñanza obligatoria. Percibirse a sí mismo como "profesional de la ciencia", o dicho de otra manera la identidad STEM, consta de dos claves: por una parte, está la parte psicológica que aporta el sentimiento de pertenencia, es decir, percibirse dentro de la comunidad STEM; por otra parte, está la aceptación social o que la comunidad STEM (educativa y profesional) acepte a esta persona como apta y como miembro del grupo. Los trabajos de Carlone y Johnson (2007) consideran al reconocimiento de la comunidad STEM como una dimensión clave en la evolución de la identidad STEM. En base al modelo desarrollado por estos últimos, una persona puede adquirir su identidad STEM si como consecuencia de sus competencias y acciones consigue ser aceptada por otras personas significativas o referentes importantes, es decir, cuando una persona percibe que es aceptada como persona STEM por las personas referentes.

Por todo ello, el personal investigador o profesional STEM que pondremos en contacto con los y las jóvenes podrá tener una función de de suma importancia en el desarrollo de la identidad STEM de estos, precisamente partiendo del reconocimiento explícito de esa identidad STEM.